En tu visita a «La Ruta del Vino», el mejor lugar para descansar es La Casa de Guadalupe; hospédate con nosotros.